jueves, 15 de enero de 2015

#DetallesParaVivirSonriendo IV

Hay días que la vida decide darte la espalda y poner las cosas difíciles, pero entonces es cuando nosotros debemos pegarle una buena patada en el culo y sacar una sonrisa guardada en el bolsillo.

¡Una sonrisa y a disfrutar del paisaje que nos rodea! Un instante para respirar hondo, coger fuerza y volver al terreno de juego, sin darle la espalda a ella, afrontando con todo el humor que sea posible el problema.

A veces fuerzas una sonrisa, desganada y descubres, después de un rato, que al final la sonrisa es sincera. En ese momento eres consciente de que has vencido.

Es el caso de hoy, era tal el dolor de pierna y cadera que tenía al bajar las escaleras que cuando me topé con una conversación, (que me pareció banal) puse esa sonrisa por educación y terminé riendo a carcajadas.
El reírse de uno mismo es muy sano, eso hice, aunque no al principio. Me tocó conducir a mi el "nuevo coche" el mismo por el que mi hijo acabó cabreadisimo y entendí sus motivos, me pillé el mismo cabreo y luego pensé: "si le digo que tenía razón con todo lo que le piqué, va ha ser él el que se ría de mi" a si que opté por empezar a reírme de mi misma.
Muchas maneras hay de comenzar una sonrisa y todas y cada una de ellas son validas, siempre desde el respeto. El caso es llevarla puesta para pintar de colores esos tonos grises e incluso negros que tiene nuestro día a día.
Parte de los detalles para vivir sonriendo debemos buscarlos, otros simplemente aparecen. Solo hay que observar nuestro entorno, ser conscientes y no perder ni un solo instante y si eso no es bastante, entonces si, hay que buscarlos.

Hoy busqué algún momento para salir de la parte negra de mi día y alguno de ellos llegó de repente, sin más:

Disfruté de la música, de la conversación con las personas que me rodean, en especial de la conversación larga que mantuve con mi hija (de buen rollito ;-) ) de la lectura y las risas con mi gente a la hora de la cena.
Todo suma, todo vale cuando se trata de una sonrisa sincera y desde el corazón.

Sigo sin tener vuestros #DetallesParaVivirSonriendo

        

¿Tan mala animadora soy?

Mar, rosa azul.