lunes, 12 de enero de 2015

#DetallesParaVivirSonriendo I

Una sonrisa fácil puede conseguirla algún tipo de cosa material pero no todos nos podemos permitir esa alegría por conseguir algo nuevo. Cierto es que las pequeñas cosas que no suponen un gran desembolso, o algo que en un momento dado no puedes permitirte y de repente eres capaz de conseguir por un golpe del destino, esas si son capaces de sacar una gran sonrisa.
Es el caso de hace un par de semana cuando junto con mi hija estuve en una librería de segunda mano en el centro de Madrid. Sin duda comprar 12 libros por 10 euros no es un gran desembolso pero lo mejor fue la hora que pasamos entre libros antiguos, ver curiosidades y el compartir con mi hija la pasión por los libros. 
Hoy mi sonrisa primera también fue por algo material. Hace unos días me golpearon en el coche en una rotonda, como el coche ya es antiguo, mi seguro solo es a terceros, por lo que dependía de la culpabilidad del otro para poder reparar el coche (cosa que no dejaba lugar a dudas y así se reconoció) el caso es que también tienes que dejar al menos una semana el coche en el taller por lo que mi hijo y yo deberíamos ir y venir en transporte público. En principio tampoco había mayor problema, se hace y punto pero yo andaba preocupada por el cansancio físico extra y dolores del ajetreo de ir y venir en bus que me iba a causar este hecho. Al ir al taller para dejar el coche me encontré con la sorpresa de que el propio taller me ofrece sin gasto alguno un coche de sustitución. Sonrisa puesta y aprendí que existen talleres que te ofrecen ese servicio si perteneces a unas determinadas compañías, aunque tengas el coche a terceros y tu póliza no lo cubra. 
La mejor de las sonrisas son siempre por algo que no es material, un momento compartido, un sentimiento, poner todos los sentidos en apreciar aquello que nos rodea.
Sin duda mi momento del día ha sido mis mejores sensaciones al volver al trabajo, después de las vacaciones y saber que echaba en falta esa sensación de bien estar conmigo misma y que puedo con ello.
La primera canción que escucho en la radio en la mañana camino al trabajo.
La lectura del periódico deportivo en el momento del desayuno.
La pequeña siesta en la que pude dormir (cosa poco frecuente)

        


#DetallesParaVivirSonriendo

Mar, rosa azul.