martes, 3 de marzo de 2015

¡Felicidades mami!

No es de extrañar que mamá naciera en el mes de marzo, el mes de marte, el dios de la guerra. Si hay algo que admire de ella es la capacidad de superarse y de luchar continuamente por los suyos. Mi madre es una guerrera capaz de luchar con bondad, amor y sin mentir. Mirarla es saber que piensa en todo momento pues no es capaz de esconder nada. "La mentira es lo que mas odio en esta vida" es su frase mítica.
Es capaz de comprenderte y apoyarte siempre..  siempre y después de darte la charla, decirte lo que piensa aunque no sea lo que quieres oir, aunque esto suponga una regañina en toda regla. Después de esto ya sabes que tienes su apoyo incondicional. Al hablar de esto siempre recuerdo cuando ella intuía (otra de sus cualidades) que ya mantenía relaciones con el que hoy es mi marido. Después de preguntarme y asegurarse de que le iba a decir la verdad, sus últimas palabras o charla (según se mire) fueron algo así como: "la madre que te parió" y acto seguido cogió el teléfono y llamó a su hermana para que pidiera una cita en lo que antes se llamaba "planificación familiar" El día de la cita acudí con las dos, mi madre y mi tía. Después de una charla grupal y ver un video sobre sexualidad y anticonceptivos había que entrar al ginecólogo. Me recuerdo colorada como un tomate y angustiada pensando como contar "mis cosas" al doctor con ellas delante pero a la hora de entrar, mi madre fue la primera en decir: "Entra tu sola" Sabe intuir que nos pasa, entender cuando un hijo necesita ir de la mano, donde está el límite y qué debe hacer solo.

Una mujer que pasó toda la vida trabajando duro, infinidad de horas y criando ella sola a sus hijos. Se pasó los años de trabajo diciendo las ganas que tenía de dejar de trabajar y poder descansar y cuando la vida le permite dejar de hacerlo, sigue empeñada en no tener horas para ella, seguir sin descanso, porque tiene 5 hijos, 8 nietos y madre con alzheimer a los que atender. Es incapaz de estarse quieta, de parar. Su casa siempre tiene las puertas abiertas y llegue quien llegue sin importar la hora a la que se llegue, ella prepara de comer en un santiamén, lo que se tercie para cuantas personas aparezcan. Es multitarea, cocina, friega o barre con un nieto en brazos y el otro entretenido con cualquier cachivache y controlado mientras hace lo que tenga entre manos.
Lleva toda la vida comentando a sus hijos que el día que ella no pueda valerse por si misma, la llevemos a una residencia y justo cuando sus fuerzas llegan al limite por tener que cuidar de sus nietos y a la vez de su madre, nos costó convencerla para que la ingresara en una residencia. Solo cuando "Güelita" necesitaba atención las 24 horas y después de varios meses de insistirla accedió. Mi madre es, sin duda, la superwoman que todas queremos llegar a ser. La vida le enseñó que el trabajo duro, la fuerza de voluntad y el amor por los suyos debe ser una constante en la vida. Intento por todos los medios aprender de su experiencia, seguir su ejemplo pero el listón está tan alto que me temo no seré capaz de alcanzarla, pero...
¿Quien alcanza a las estrellas?
¿Acaso puedo realmente acercarme al cielo?



Para ti, mami :

"Hoy es tu día, el día en que compongo unas palabras para ti, mama. El papel se queda escaso, no hay suficiente tinta y mi pluma no da a basto, pues son muchas las palabras que puedo escribir para decirte cuanto te amo, te admiro, te agradezco. 
Eres aliento en el cansancio,
solución para el problema,
bálsamo para mis heridas,
gratitud para mi esfuerzo.
Un sí eterno en la margarita,
el viento que lleva el polen.
El primer rayo de luz en la mañana,
la primer y última estrella de la noche.
El deseo cumplido de la moneda en la fuente,
el sueño más deseado y cumplido.
Haces que la vida sea más fácil. Mirar tus ojos es la certeza segura. Tu cara nunca oculta la verdad, aunque duela, siempre sabes decirme lo que nadie se atreve y darme el consejo necesario para hallar la solución. Una madre siempre es única, especial y sin duda, mami para mi lo eres. Un abrazo tuyo es rozar el cielo. En tus brazos, donde nada es imposible, donde no existe el temor a nada... 
En tus abrazos es donde siempre quiero estar.
Te quiero mamá ¡Feliz cumpleaños! Un deseo:
Que podamos seguir disfrutando de ti muuuuuchos años más."