viernes, 20 de marzo de 2015

Entiendo pero no comparto.

Entiendo pero no comparto el imperativo de que los "famosos" tengan que dar la cara por nosotros, por nuestros derechos. Entiendo que hay famosos que dan la cara por sus allegados o familiares con estas enfermedades. Entiendo la necesidad de que se hable de ello, la necesidad de que sean rostros famosos para que llegué a más gente, pero para mi siempre lo fundamental fue, es y será la responsabilidad, la discreción y el respeto y no soy capaz de pedir por la cara que den la cara (valga la redundancia) a quien quizá no tenga un compromiso cercano por esta enfermedad y aún así, aunque lo tenga es libre de decidir por si solo si da la cara o no. Sé de personas que la dan por habérselo pedido y que tienen complicidad por tener a alguien allegado y no lo dice, mi respeto. Sé de personas que sin pedírselo ponen todo de su parte por ayudar sin necesidad de tener que dar la cara, para ellos mi respeto y admiración e incluso mi gratitud más ferviente. Creo que hay maneras de llegar a las personas sean o no "famosos", o mejor dicho personas con influencia de un modo u otro, sin necesidad de meterle por los ojos, atosigarles o suplicarles que nos demuestren su apoyo. La vida de todos es privada y como tal debe seguir, aunque tengan un rostro público. Yo sería partidaría de hacer llegar información y que libremente la persona o personas decidiera si da la cara o no, si ayuda de algún modo o no. Eso de ir pidiendo a todos y digo bien todos, que den la cara abiertamente por uno, no va conmigo. Y lo peor es que cuando dan la cara automáticamente, aunque solo haya hecho un RT ya es un héroe de la causa y si no lo hace se le pone la cara colorada. ¡Por favor! Seamos mejores personas y dejemos decidir libremente a cada uno.

El día de la recogida de firmas les pedía un minuto de atención para explicarles que les pedía, después les advertía de la cantidad de datos que nos piden y hay que poner junto a la firma y luego les daba un momento para pensarlo. En más de una ocasión vi dudas o simplemente me decían que no. Daba las gracias y curiosamente un señor entrado en edad me dijo: "las gracias por qué si no te firmé" le conteste, "simplemente por atenderme y elegir libremente sin dejarse presionar" y el hombre se dirigió de nuevo a mi y me contestó: "te has ganado a pulso mi firma, simplemente por ser respetuosa" insistí en que no se preocupara, que no era necesario ( lo dije por vergüenza ) e insistió, termino firmando. Esa creo que debe ser la actitud. Sin presión, libremente y con respeto se consiguen las cosas y si no, no merecen la pena. Es mi opinión y después de dejarla plasmada, respeto a como cada uno hace las cosas pero también pido respeto a mi manera de ver y hacer. No me gusta que me echen en cara si hago más o no, cada uno hace como quiere y lo que puede. El problema está en que yo por respeto no voy alardeando de lo que consigo. Lo siento pero voy a seguir siendo así. Soy así ;-)

   

Mar.