domingo, 1 de febrero de 2015

Hoja en blanco... acabada.

Sedentaría vida entre páginas blancas, sin tinta para escribir mi propia historia.
Escritora en blanco frente a la historia, interminables borradores y hojas arrugadas.
Sin un futuro cierto e incierto el presente, sin saber en que momento la vida se pare en seco.
Argumento fallido es el dejarlo todo y esperar sentada a que la historia se escriba.
Tan solo la mente positiva, la inspiración inducida, aunque solo sea por el dolor y la imaginación acompañada por sueños, son las herramientas adecuadas para seguir avanzando.
No darse por vencida y aunque a pequeñas frases, surgirán pequeñas sonrisas, grandes textos y maravillosos sueños por cumplir.


Mar, rosa azul.