miércoles, 2 de abril de 2014

¡Buenas noches!

Una chispa de alegría, 
cual gota de rocío en la mañana.
Unas sonrisas agolpadas,
como ramo de flores regaladas.
Un amanecer, 
un suspiro, 
un nuevo comienzo contigo. 
Es como un sueño tenerte, 
la rutina cambiada, 
alumbrada por tu brillo.
Gracias por esas sonrisas, 
ese apoyo, ese alivio.
No sé seguir sin tu aliento,
sin tu ánimo.
No te  olvido. 
Y cuando llegue la noche,
los dos en un sueño,
cerca de las estrellas
en un paseo.
De nube en nube a saltos pequeños
hasta quedar sin resuello,
Y descansar acurrucados,
mecidos en el cuarto de luna, 
su regazo, nuestra cuna.



Mar, rosa azul.