jueves, 1 de agosto de 2013

Caminando juntos

Una mirada a través de un cristal, un intercambio de sonrisas, una apuesta segura, un primer paso de una historia de dos corazones y un solo camino.
Se aferra a sus manos, le dice que son bellas, pequeñas... toda una treta para no decirla directamente que la quiere en su vida.
Ella espera paciente, necesita oír esas palabras de su boca, pero no llegan, deja que la acompañe a casa y desea un beso de despedida. Ese beso llega, en la mejilla, no es el beso que desea, ese gesto roba su corazón.
Y sin necesidad de mediar palabras y sin forzar las cosas, la historia comienza a escribirse.


 


Después de 26 años y 9 meses esa historia continua, un camino juntos que no fué fácil. Sueñan con un final feliz, paseando a una edad avanzada, viajando, bailando, disfrutando juntos de su vejez, su tiempo libre en la jubilación.
Ahora disfrutan de esa vida que forjaron a fuego lento, de sus hijos y de esas pequeñas cosas que el día a día les ofrece.

El 1 de agosto de 1992 formalizaron su relación, gritaron a los cuatro vientos que creían en su historia y su vida en común.

Hoy hace 21 años. Es nuestro aniversario.

El humor siempre está presente en nuestras vidas, dicen que la grandeza de un hombre se mide por la cantidad de humor que desprende. Por la cantidad de humor que tenemos, deduzco que somos ¡súper heroes! ;-D


                     
   

Te quiero tal como eres, tus virtudes son mi ejemplo, tus defectos los acepto, aprendí a compensarlos.

Necesitaba dejar constancia de lo afortunada que soy, recordarme a mi misma que siempre estuviste a mi lado, a pesar de no entender. Nunca tiraste la toalla a pesar de lo difícil de las circunstancias. Tengo mucho que agradecerte.

¡Gracias por no soltarme de la mano!
¡Gracias por tus sonrisas!
¡Gracias por ser el amor de mi vida!


Mar, rosa azul.