miércoles, 8 de mayo de 2013

Soy valiente si tú estás a mi lado.

¿Por qué la valentía está ligada a luchar, luchar y luchar? Cuando nos sometemos a la rutina, dejamos que pase el tiempo y nos limitamos solo a esperar el : "que pasará" y "mientras el cuerpo aguante". Entonces la valentía es: frenar en seco, recuperar y volver a la carga ¡esa es la verdadera valentía!
La valentía es permitirnos quejas, llorar... en resumidas cuentas desahogarnos y mostrar nuestras debilidades. Recuperar fuerzas y volver a la lucha... eso si es de valientes, cuando ya sabes que el camino es duro y que te machacará una y otra vez.



Y ahora que llega el momento de respirar hondo, coger fuerza y volver a empezar es cuando se sienten las mariposas en la boca del estomago, es cuando empieza a reaccionar tu cuerpo y tus sentidos te dicen que no te muevas. Es ahora o empezarás a bajar a un pozo sin fondo, en el que ya estuve. No quiero volver a el. 
Y cuando no encuentro las fuerzas busco... Las cojo prestadas, pido un buen empujón y recupero la compostura, me coloco una sonrisa y afronto poco a poco lo que venga.
Yo no me tengo por valiente, soy como soy, hago cuanto puedo y siempre tengo a mi alrededor gente que me recuerda que debo seguir... A su lado si soy valiente.
La valentía junto a alguien siempre es posible y más llevadera.
Yo soy valiente porque tú estas a mi lado. 

Gracias.

Mar rosa azul.